18 de abril de 2014

¿BELLEZA NATURAL, ECOLÓGICA O SUSTENTABLE?



La entrada de hoy es casi inevitable. Ya que en este blog muchas veces hablo de sustentabilidad, y de productos cosméticos, tenía muchas ganas de expresar mi posición respecto de términos como natural, ecológico, orgánico, que a veces se usan sin mucha reflexión.
No estoy planteando nada nuevo, claro. Pero me parece interesante pararme entre el fundamentalismo eco, y el consumo indolente, y si luego de ofrecer mi postura como consumidora de productos de belleza se arma una discusión a partir de los comentarios… ¡más que feliz!






Primero, me presento como usuaria.

En general, en la vida, soy bastante cuidadosa de la salud y el medio ambiente. No tomo una aspirina por cualquier cosa, reciclo todo lo que puedo, apuesto a la alimentación orgánica, apoyo toda iniciativa empresarial amigable con el medio ambiente, compro, participo, difundo. Mi límite es que todavía consumo carne, y ya no sueño tanto con un mundo sin dinero, sino con un mundo en el que haya una más equitativa distribución de posibilidades.
En lo que se refiere a los cosméticos y productos de belleza en general, sin embargo, durante muchos años tuve una postura menos consciente. En la adolescencia, usaba maquillajes malísimos, de los que se compran en la calle, y sacan sarpullido… Cremas de limpieza, hidratantes, protectores solares y demás, recién empecé a usar después de los treinta.
Cuando empecé a ganar dinero con mi trabajo, y empecé a elegir mejor, mis marcas preferidas eran Marta Harff, que lamentablemente ya no existe, y VM Beauty (Valeria Massa), que antes se conseguía en todos los shoppings. Usaba estos productos por el aroma, las texturas, pero realmente no podría decir en este momento nada bueno ni malo, porque nunca me interioricé sobre sus ingredientes ni proceso. Es más, nunca me pregunté si experimentaban o no con animales.
Es raro, porque esta actitud que intento tener con los productos de limpieza hogareña, los alimentos, los envases, y todo lo demás, recién la tuve respecto de la cosmética personal desde que me convertí en consumidora, y luego consultora, de Natura Cosméticos.
A lo mejor por eso me enganché con esta marca. ¡Aunque no es la única que uso, ni creo que sea lo más perfecto del mundo, eh! Sí claramente es mi preferida.

Algunos términos necesarios

Rápidamente, voy a tratar de poner en claro algunas palabritas que usamos livianamente. Un producto es natural si sus componentes provienen de la naturaleza, y en lo posible con poco procesamiento. Natural no es lo mismo que inocuo. Tampoco es exactamente lo mismo un alimento natural que un ingrediente natural (hablamos de cosméticos, por ejemplo, en este caso es válida la definición de natural mencionada, y se puede hablar de un producto con tal o cual porcentaje de ingredientes naturales). Un producto orgánico es básicamente aquel cuya producción no requirió de fertilizantes, herbicidas, antibióticos, ni ningún químico sintético, aunque también requiere la exigencia de otros parámetros, como no provenir de semillas transgénicas. En la mayoría de los casos, un producto orgánico tiene más y mejores propiedades saludables que uno convencional. También, claro, sus requerimientos de producción suelen hacer que resulten más onerosos.
Según la denominación que se use, suelen usarse como sinónimos de cosméticos naturales u orgánicos, las palabras biológico o ecológico, aunque no es del todo correcto.  La idea de ecológico, por su parte, hace referencia a algo amigable con el medio ambiente. Es ecológico reciclar, reutilizar, dañar lo menos posible.
Finalmente, podemos hablar de sostenibilidad, o sustentabilidad. Es lo ecológico llevado a una dimensión más integral, que incluye lo social y lo económico. Algo sano, justo, incluyente, que favorezca el desarrollo, que sea responsable y consciente. También se refiere a que se sostenga sin agotar los recursos. Personalmente, opino que a diferencia de los anteriores, el término sustentable no es tanto un estado, sino un proceso: algo es o no orgánico, pero puede ser más o menos sustentable. Lo que más me gusta del concepto de sustentabilidad, justamente, es esta idea de perfectibilidad.
Aclaración: el acuerdo básico sobre estas definiciones, proviene del consenso dentro de organismos internacionales tales como OMS (Organización Mundial de la Salud) y FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), aunque hay organismos certificadores, y legislaciones específicas, que son más puntuales.

Consumo consciente

A veces simplificamos las cosas, y justamente lo que propongo, y aplico como usuaria, es problematizar el consumo (en el sentido de ponerlo sobre la mesa y cuestionarlo, interrogarlo). Me gustó la definición de Pablito Martín, de alimentación consciente, para hacerla extensiva al consumo de otros productos, tales como los de belleza e higiene. Tiene que ver con esto de preguntarnos qué consumimos.
Por ejemplo, yo no consumo ningún maquillaje que se haya experimentado en animales. No lo necesito, no me cambia nada. Tampoco aquellos que para ser producidos requieren de la depredación de bosques o cualquier ecosistema. Trato de usar productos saludables, por eso nunca jamás me haría un alisado químico (aunque me de un poquitillo de envidia el resultado que se logra, je je).
Hace unos años, a raíz de cierto tratamiento médico, mi doctor me comentó lo malos que son los esmaltes de uñas, y dejé de usarlos por completo. Ahora, en realidad, estoy leyendo que hay algunos esmaltes menos nocivos, tal vez me decida a probarlos.
No realizo casi nada de tratamientos cosméticos fabricados en casa, simplemente porque soy poco constante, es más lo que desperdicio por su rápida caducidad, que otra cosa. Sí uso aloe vera directamente de la planta, y algunos cosméticos bastante naturales cuyo ingrediente principal es la rosa mosqueta, ya que en mi zona hay muchísima, y por lo tanto varias pequeñas fábricas familiares los producen.
Escucho a mi piel: si se irrita, si me da alergia… bueno, a la basura, no importa qué tan buena prensa tenga ese cosmético.
Hay una sola cosa en la que me permitiría usar lo que sea, lo que me sirva, sin preocuparme por nada más: ¡la caída del cabello! Se me cae un montón, así que pruebo todo lo que me ofrecen, desde natural hasta totalmente químico… ¡porque quiero que no se me caiga más, y punto! O sea, que siguiendo a Pablito Martín, los productos contra la alopecia femenina serían como mi plato de carne, ja ja.
Y es que como creo que nada es absoluto, si me enterara que los compuestos del factor de protección solar causaran algún daño, bueno, igual lo usaría, porque la posibilidad de cáncer de piel es cosa seria.
Como fanática de la información, trato de no dejarme convencer por publicidades vagas, trato de leer todos los datos que me ofrece el envase, desconfío de la falta de ellos, prefiero productos certificados, y no tomo livianamente noticias sin fuente confiable, del tipo “Se descubrió en una importante universidad… que la semilla de limón… bla bla bla”. Trato de no caer en la confusión de términos “verdes”, en los timos publicitarios. Y tampoco me gusta que me vacíen el bolsillo con la excusa de lo eco.
Desconfío de las marcas que de golpe se convierten en sustentables. Me da tufillo a oportunismo, que se suban a la moda ecológica no me ofrece garantía.


Además, prefiero una marca convencional que forme parte de la economía social, a una producción ecológica, que explote a sus empleados. ¡Todo en su sano equilibrio!
Por eso, me gusta Natura. Porque no es completamente natural, pero sí utiliza materia prima orgánica. Porque la búsqueda de la sustentabilidad está desde el origen de la marca, hace algunas décadas. Al principio experimentaban con animales, porque era lo que se usaba, pero fueron pioneros en dejar de hacerlo. Me gusta también que inviertan en desarrollo tecnológico para mejorar los parámetros de sustentabilidad. Me encanta que ofrezcan repuestos, que reciclen envases, que fabriquen plástico verde (o sea, en base a caña de azúcar, en vez de petróleo).
Me conmueve especialmente la filosofía de Ekos, que promueve el desarrollo sostenible del Amazonas, incluyendo el respeto a sus comunidades.
Y lo que más me gusta es que como consultora, me siento orgullosa de ofrecer estos productos.
¡Críticas… tengo miles! ¡Obvio, soy mujer y argentina, ergo, soy opinóloga, siempre tendré algo que decir! No digo que sean productos perfectos, pero hasta ahora son lo más cercano a lo que busco como consumidora. ¡Aunque sigo abierta a conocer cosas nuevas, claro!


¿Ustedes qué opinan? ¿qué tipo de productos usan? ¿Cuáles son sus marcas preferidas, y por qué las eligen? ¿Cuánto están dispuestos a gastar por un producto de calidad? ¿Se identificaron con algo de lo que pienso, o nada que ver? ¡Me encantaría saber qué piensan!

43 comentarios:

  1. Recién descubro tu blog, y la verdad me encantó. Desde chica gracias a dios me crearon la conciencia ecológica y sustentable. Yo empecé como vos, siendo consumidora de natura y luego consultora, todo debido en gran parte a su propuesta "natural". Concuerdo completamente con vos, y nada q ver, pero voy a sumar algo a tu comentario de q es ecológico: me revienta cuando una marca me dice campera de cuero ecológico, ecológico? Un pedazo de plástico es ecológico? Algo q tarda en degradarse? Decime símilcuero, cuerina, no se, cuero Vegano de última si tenes mucha sed de publicidad verde. Nada, me descargué jajaja me suscribo porque me encantó la entrada :)

    Besos

    Iris de lipstickartist.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iris, hola!!! Gracias por tus comentarios!! Precisamente es lo que quería transmitir, entre otras cosas, que no porque diga "Ecológico" siempre lo es realmente, hay que estar atentos al "engaño verde".
      Ya mismo me paso por tu blog. Bienvenida, nos leemos!!!

      Eliminar
  2. Amo Natura. Más allá del packaging, el aroma... suma puntos que sean productos más "naturales" que otros... lamentablemente, sea por disponibilidad o precio, todo lo que uso, no es cruelty free o libre de parabenos, etc. Pero si tengo 2 productos para elegir, y uno respeta más el medioambiente que el otro, me quedo con ese.
    Todos deberíamos seguir más tu ejemplo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, es cierto, a veces el bolsillo influye en nuestras decisiones!
      Con respecto a Natura, el packaging no solo es hermoso, por ejemplo no sé cuántas marcas de cosmética incluyen info en braile como en este caso. Es un gran detalle.
      Besotes, gracias por pasarte, y por tus palabras!!!

      Eliminar
  3. Hola guapa!
    Mis productos no son todos naturales hay de todo. Aunque intento comprar los que ayudan al medioambiente.
    Un besito y nos leemos ^^

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo de todo aunque siempre intento usarlos naturales ahora estoy usando unos de natur nua , besitos

    ResponderEliminar
  5. yo cada vez voy más a lo natural, no 100% pero poco a poco voy añadiendo más :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no es fácil ir al 100% por los costos, no siempre se accede fácil, no son productos con buena distribución, en fin... lo importante es que se convierta en una actitud, creo, un "ir en camino". Besotes!!!

      Eliminar
  6. La verdad que a veces se utilizan los términos como sinónimos y aunque son cosas parecidas no es lo mismo, no deberíamos olvidarlo.
    Vengo desde el Open Post ;)
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jade!! Espero haber contribuido a esclarecer la terminología. Te sigo en tus dos blogs. Besos!!!

      Eliminar
  7. Amei o post . Ficou bem legal.
    Parabens pelo blog flor!
    Beijos

    ResponderEliminar
  8. Es un tema muy interesante, gracias por aclarar algunas dudas!!

    Un beso desde  Pontesuperguapa


    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta mucho tu blog, el contenido es interesante y las fotos increíbles. Además el diseño es tan... ¡perfecto!

    Me encantaría que nos siguiésemos vía Google Friend Connect ¿Qué me dices? (hazme saber tu respuesta en mi blog, por favor♥)

    Besos desde: http://www.blueandbirds.blogspot.com

    -Mary Rigby

    ResponderEliminar
  11. Mary, gracias por tu opinión!!! En realidad yo no estoy tan conforme con mis fotos, je je, pero gracias si es que te gustan tanto!!!
    Ya pasé por tu blog para seguirte, saludos!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Lauriii, gracias por dejarme el enlace en el blog que sabes que estos temas son de los que me gustan ; )

    Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas, sobre todo en las firmas oportunistas, soy maniatica de leer los ingredientes y la mayoría de productos naturales tienen mas toxicos, que los matarratas...

    Hay una cosa en la que si discrepo mucho ultimamente, y es en los protectores solares, si los usamos para prevenir el cancer de piel, pero algunos ingredientes se han demostrado que son cancerigenos... a lo mejor estamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado...

    Me ha encantado este post Laura :D
    Mientras sean articulos así de buenos sabes que puedes dejarme el enlace cuando quieras ; )

    Un abrazo muuuuy fuerte que me encantaría dartelo en persona!

    ResponderEliminar
  13. Hola querida Mónika! Me alegro que te guste el post.
    Tenés razón en lo que decís sobre los protectores solares, hay varios productos que uno no sabe si es mejor o peor usarlos. Como ciertos remedios, no??! Hay que estar atentos y revisar permanentemente...
    a mí también me gustaría saludarte personalmente, alguna vez se dará!!!!!!!!!
    Mil besos, nos seguimos leyendo!!
    lau

    ResponderEliminar
  14. Muy buen post. Yo antes no miraba los ingredientes de nada de lo que compraba y despues de batallar tanto con alergias y todas esas cosas, me hice mas consciente y todo lo leo. Te invito a mi blog.

    Susie Rodena
    Belleza by S.R.

    ResponderEliminar
  15. Hola Susie!! Si, creo que hay una tendencia al consumo consciente, por suerte. El tema es no tragarnos cualquier sapo y pensar que estamos informadas :P
    Te sigo en tus DOS blogs, je je!! Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Laura!! que lindo post!!!
    Lo que mas me motiva y eso mismo se lo transmito a mis clientes es que Natura es una empresa Sustentable y que también nosotros podemos ser sustentables con mínimos gestos
    Gracias a natura en casa tenemos un consumo mas consciente!
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! eso me hace sentirme identificada con lo que ofrezco como consultora, y por eso también, porque comparto el concepto, trato de sumar desde mi lugar de periodista, con posteos sobre temas sustentables.
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  17. Hola! no conocía la marca pero si que procuro comprar maquillaje y otros productos que no esté testado en animales; no es mucho pero por algo se empieza. Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  18. Yo he visto algo de la creación de productos cosmeticos de forma sostenible, natural y que cuide bien nuestra piel, por otro lado, la falta de money lo hace a uno comprar cosas que no aguantan mucho la piel y sale mejor ahorrar y comprar cosas que realmente valgan la pena. Una vez use un labial de Natura, me fue genial, a mi siempre se me resecan los labios con cualquier labial, independiente de la marca y con el de Natura no, fue hermoso, en definitiva, amaria tener mas productos de Natura o al menos mas labiales que no me resequen los labios.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto lo que decís, a veces lo ECO es inexplicablemente más caro. Una cosa es entender los costos de producir responsablemente, y otra es la avivada!
      Saludos!

      Eliminar
  19. Hola! Pues la verdad que nunca me había parado a pensar esto que planteas ya que siempre me fijo en que los ingredientes sean naturales. Me ha gustado mucho tu post, creo que es diferente y que nos explicas cosas muy utiles!
    Un beso con purpurina

    ResponderEliminar
  20. Que interesante tu post, yo tampoco compro productos testados en animales me da una pena... al igual que tu yo ya solo compro marcas de maquillaje buenas, que no testan ni nada, aunque siendo sincera no habia pensado nunca en los productos de limpieza, creo que tengo que empezar a mirarlo, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya despertado una inquietud!
      Besotes!

      Eliminar
  21. Yo también intento usar productos más naturales.. sobre todo si tenemos pieles muy reactivas que es mi caso.

    Un besotte!

    ResponderEliminar
  22. Creo que en este post dejas claro el significado de cada término y planteas algo que yo misma siento muchas veces inclusive en mis publicaciones: ciertos términos no hay que tratarlos a la ligera porque pueden llevar a error. Un abrazo y mil gracias por tanta información

    ResponderEliminar
  23. He escuchado muy buenas cosas de estos productos y ya contigo creo que si me puedo fiar un poco.
    Yo es que soy muy desconfiada porque mi piel y la de mi esposo son muy delicados y no puedo usar cualquier cosa.
    Gracias por tu entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece perfecto! Hay que ser consumidores activos, responsables!
      Saludos para vos y tu esposo.

      Eliminar
  24. Que interesante el post, en casa la verdad es quue no hemos probado muchas cosas naturales, eco, bio, etc..
    Pero sin duda voy a empezar a probar porque muchos cambios en la piel suele pasar por no utilizar los productos mas adecuados y probar con lo que sea.

    Gracias por el post y por la informacion! Tomare nota de todo.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar